El grupo 2º de la Primera Galicia se está convirtiendo en las últimas jornadas en el gran protagonista por la encarnizada pelea que están manteniendo los tres primeros clasificados. Y si en la pasada jornada era el campo de Lino Balado con un duelo directo entre el líder Sigüeiro y el segundo Fisterra, en esta ocasión el escenario será el campo padronés de O Souto y con el Flavia contra el Sigüeiro. Auténticos partidos para disfrutar.

Las tablas que se dieron en el duelo en tierras orosanas y el triunfo del Flavia en el feudo del Baio, dieron un nuevo giro a la lucha por el ascenso. Y es que si los padroneses son capaces de ganar hoy al líder Sigüeiro (17.00 horas, O Souto) se convertirán en el nuevo líder y con cuatro jornadas por delante para poder ser campeones y lograr el ansiado ascenso a la Preferente.

Y a todo esto, el tercero en discordia, la SD Fisterra, estará a la expectativa por lo que pueda pasar en tierras padronesas. Aunque también tendrá que hacer los deberes en su compromiso en el Aras Solis (17.00 h.) contra la UD Val do Ulla. Un rival que se está jugando el descenso y por eso viajará con la clara intención de sumar para alejarse de las posiciones de arrastres.

La jornada no solo estará capitalizada por los duelos de los tres favoritos para el ascenso directo. Al contrario, la pelea por el descenso está al rojo vivo. Con 15 puntos por disputarse aún no hay ningún equipo que se pueda considerar como descendido. Es cierto que Bastavales (23 puntos) y Bertamiráns (26) son los que peor lo tienen, pero mientras hay vida… Por lo de pronto, los de Manolo Pereiro tendrán esta tarde un duelo vital en el municipal de Brión. Una derrota ante el Esteirana sería su sentencia de muerte. Y en las mismas circunstancias el Bertamiráns se desplazará a casa de un CD Lalín que también quiere cerrar la permanencia con tres puntos más en su casillero.

El objetivo de no caer en plazas de posibles arrastres también estará en la mente de equipos como el Cordeiro que recibirá (18.00 h.) en el campo de Baño a un Dumbría sin problemas de clasificación. En esa misma situación se encuentra el Praiña de Diego Gálvez que debe jugar en el campo de Asados ante un CD Unión que está muy cerca de sentenciar su permanencia una temporada más en la Primera. Pero quien tendrá la obligación de ganar en este domingo será el Soneira que recibe a un Baio herido tras la goleada recibida ante su afición contra el Flavia. La cita para el Municipal de Vimianzo está señalada para las seis de la tarde. Y que vamos a decir del Chaián-Piloño. A los de Trazo no les vale otro resultado que no sea ganar, por lo tanto Donnici y sus chicos tienen que salir a por todas ante un rival que lo único que puede hacer en estos momentos es luchar por acabar como quinto clasificado.

La jornada se completará con un duelo con nada en juego, aparte del orgullo por ganar. Ese es el caso del encuentro entre Tordoia y Esclavitud.

FOTO: Los jugadores del Sigüeiro y el Praiña saltando al campo del Lino Balado en el encuentro disputado entre ellos en la Copa del Sar