A Falta de siete jornadas para el final del campeonato en el grupo 2 de la Primera Galicia sólo se puede afirmar que todo está por decidir. Y es que tanto en lo alto de la tabla como en el fondo de la misma, no se puede decir que ya se sepa lo que va a pasar al final de las 34 jornadas de Liga.

Con este panorama, la cita de este fin de semana se inicia esta misma tarde con el duelo entre dos clásicos de A Costa como son el Soneira y el Dumbría. Lo que pasa es que estos duelos, últimamente, se disputaban en la Preferente y en esta campaña será en esta Primera Galicia. La cita en el Municipal de Vimianzo está señalada para las 19.00 horas y los dos contendientes llegan a la misma con diferentes necesidades, aunque con un denominador común: los resultados flojos en las últimas semanas. Por lo demás, el Soneira tiene bien encaminada la permanencia, pero no como para festejarlo. Los puntos de esta tarde serán muy importantes ante un Dumbría que marca una diferencia a su favor de diez puntos sobre las posibles plazas de descenso por arrastres.

Ya metidos en la jornada dominical, y en la cima de la tabla, los tres aspirantes a las plazas de ascenso, tendrán una complicada jornada para sus intereses. Si acaso, el líder Sigüeiro podría tenerlo más fácil, pero sobre el papel, porque en la realidad su desplazamiento al Manuel Anxo Cortizo tendrá sus complicaciones ya que el CD Lalín está experimentando una gran mejoría en esta segunda vuelta de campeonato.

Más problemático será la cita de mañana para el Fisterra que recibe en Ara Solis (17.00 h.) a sus vecinos del CD Baio. Frente a frente dos equipos que está librando una gran temporada y que posiblemente reunan en el Municipal de Fisterra más de un millar de seguidores. El factor campo puede ser el dato que más favorezca a los de Ángel Canosa en este duelo de rivalidad total.

Y si en Fisterra la rivalidad será importante, que les voy a decir del duelo previsto para el campo de O Souto (18.00 horas) entre los dos conjuntos del Concello de Padrón. Flavia y Esclavitud tienen viejas cuentas pendientes porque en la primer vuelta fueron los celestes los que se llevaron el triunfo del campo de A Escravitude y en esta segunda vuelta quieren devolverles la moneda. Los de Juanvi ‘viajan’ a casa del Flavia sin la presión de tener que sumar por necesidad, todo lo contrario que el cuadro local que necesita la victoria para mantener las opciones de pelear por el ascenso.

A partir de ahí la jornada se centrará en los duelos que están previsto entre los equipos que están metidos de lleno en la lucha por no descender. Empezando por ese Tordoia-Praiña (18.00 h.), en el que si bien los de Dani Calvete han dado un gran paso con su triunfo en Chaián, para certificar la permanencia, su rival mañana (Praiña SP.C.) si que está obligado a puntuar para seguir fuera de las plazas de descenso.

Por lo demás, en los duelos: Cordeiro-Chaián (17.00 h.), Bastavales-Val do Ulla (18.00 h.) y Esteirana-Bertamiráns (17.30 h.) el único resultado positivo para sus intereses sólo es la victoria. Y está claro, los dos no pueden hacerlo, por lo tanto, serán unos duelos a vida o muerte y que pueden marcar el futuro de unos u otros. La jornada se completa con partidos donde la tranquilidad del deber cumplido será lo principal. Es el caso del Unión-Piloño (17.00 h.).

FOTO: Imagen de archivo del encuentro disputado entre el UD Val do Ulla (camisetas azules) contra el Bertamiráns en el campo de O Coto.