UD Ourense: Pato; Josu, Corzo, Vieytes, Codeso (David Rodríguez, m.55); Germán (Fondevila, m.64), Presas, Alfredo, Rubén Durán, Marquitos (Adrián, m.74); y Hugo García.

SD Compostela: Anxo Pérez; Sergio Pereira; Álvaro Casas, Chechu, Naveira; Samu, Marcos Remeseiro; Miki, Josiño (Santi, m.77), Brais Abelenda (Rubén, m.77); y Aythami (Piscu, m.87).

Goles: 0-1, min 43: Brais Abelenda. 0-2, min. 93: Rubén.

Árbitro: Espasandín Cores, comité coruñés. Amonestó a Codeso, Vieytes, Alfredo y Adrián, por los locales; y a Marcos Remeseiro, Miki, Brais Abelenda y Anxo, por los visitantes.

Incidencias: Partido de la vigésimo octava jornada de liga disputado en el Campo de O Couto ante 1.700 espectadores. Antes del inicio se guardó un minuto de silencio en memoria de Fernando Bouso, ex- entrenador de la CD Ourense, conocido por sus históricas 30 victorias en 30 partidos en Tercera División.

La SD Compostela sigue cumpliendo objetivos. Los blanquiazules hilaron su segundo triunfo consecutivo en el Tourmalet tras superar 0-2 a la UD Ourense, en un encuentro en el que dominaron a su rival de principio a fin. Dos goles en los minutos finales de cada acto, y dejar la portería a cero tras varios meses, permiten a los nuestros dormir en la segunda posición, además de ampliar la distancia con su rival de hoy. Tras avisar en dos ocasiones, Brais Abelenda marcó el primero del Compos en el 43. Y en la segunda, a la contra, Rubén mató el encuentro con un disparo cruzado al segundo palo.

El Compos tenía otra etapa del Tourmalet en un campo complicado y ante un duro rival, por lo que siguiendo la dinámica del domingo pasado planteó desde el inicio un encuentro muy serio. Sin concesiones atrás, los blanquiazules fueron ganando peso a medida que pasaban los minutos. Con el esférico y las entradas por banda, los nuestros empezaron a merodear el área de Pato, mientras Anxo Pérez era un espectador más.

Así, la primera acción de peligro, como no podía ser de otra manera, la tuvieron los nuestros. En una jugada ensayada de falta, el balón llegó a Naveira que puso un centro medido al área. Álvaro Casas no consiguió empalmarla, pero el esférico le quedó botando para Chechu, sin embargo, de volea, la mandó desviada. Veinte minutos después, y otra vez desde la banda, aunque esta vez por la derecha, se rozó el gol de nuevo. Miki ganó la espalda de su lateral y puso el servicio para Josiño, pero el mediapunta envió arriba con su pierna derecha. Y a la tercera, por fin fue el cántaro a la fuente. Josiño la pinchó en el área, ganó el duelo ante el central y puso la asistencia para la entrada de un Brais Abelenda que definió cruzado de primeras. Esta vez, el espacio apareció por el centro y los nuestros no fallaron.

Con el subidón antes del intermedio, el Compos recibió un espaldarazo de cara a los segundos 45 minutos. Siguiendo con su dinámica, no concedieron atrás e intentaron dominar el esférico para calmar las aspiraciones locales. Ante la falta de oportunidades orensanas, Aythami fue el primero en avisar con una maniobra en la frontal, con la que rompió al defensa, pero su disparo potente se fue arriba.

Con todo, a base de balones colgados y con la presión de una grada que rebosaba, la UD Ourense intentaba inquieta el entramado defensivo. La más clara, un centro de David Rodríguez que se fue envenenando, pero no llegó ningún jugador a rematar y se escapó por la línea de fondo.

Con los cambios, los santiagueses ganaron aire y asentados en una gran defensa, las contras cada vez eran más peligrosas. Marcos Remeseiro, tras asistencias de Miki, tuvo dos, pero en la primera la envió fuera y en la segunda, pese a marcar, el gol no subió al marcador porque estaba en fuera de juego. Y otra vez, a la tercera fue la vencida. Esta vez, Miki conectó con Santi y este prolongó para Rubén, quien no marró en el mano a mano con Pato. El extremo cruzó el disparo y el balón entró pegado al palo, cerrando el triunfo en una gran tarde.

Con el pitido final, el júbilo se apoderó de los jugadores, del cuerpo técnico y los numerosos aficionados que acompañaron al equipo en Ourense. Eran tres puntos muy importantes y los nuestros se los llevan para Santiago, hilando además dos victorias seguidas en el Tourmalet. Con esta última los santiagueses meten presión a sus rivales directos en la jornada de mañana domingo y ya empiezan a pensar en el duelo contra el Porriño del próximo domingo en San Lázaro.

FOTO: Los jugadores de la SD Compostela se despidieron del Couto aplaudiendo a los seguidores blanquiazules que acudieron al campo de O Couto este sábado. AUTOR: Amadeo Rey // TEXTOS: Prensa de la SD.