Este lunes fue un día de continuos movimientos en el seno del Deportivo que ha tomado la decisión de recurrir al teense José Luis Míguez Iglesias ‘Luisito’ para que busque el milagro de la temporada 2018-19 y consiga la salvación del filial blanquiazul. Los dirigentes del club herculino cesaron al hasta ayer técnico del segundo equipo deportivista, el valenciano Sergio Pellicer.

A nadie se le escapa que la tarea que se le encomienda al técnico afincado en Santiago, que es todo un milagro teniendo en cuenta que el Fabril es el peor equipo de la Segunda B, en cuanto a puntuación (14 puntos en los 23 encuentros disputados de la Segunda B). Los tres colistas de los otros tres grupos son el Cultural Durango (15 puntos) en el II, el Atl. Malagueño (16) en el IV y el Valencia Mestalla (21) en el III, tras la disputa de 23 jornadas.

La Dirección Deportiva, que está a cargo de Carmelo del Pozo, y que a partir de ahora tomará las riendas del filial, fue el que cerró con Luisito la llegada del entrenador de Calo al banquillo del Fabril. Hay que recordar que el segundo equipo herculino estaba en manos de la Dirección de Fútbol Formativo del club que preside Tino Fernández. Con este movimiento en el banquillo, lo que se busca primordialmente es que el filial compita hasta el final de temporada y para ello se piensa que el caracter de Luisito va perfectamente con los intereses de unos y otros.

José Luis Míguez Iglesias que estaba comentando los encuentros para la CRTVG dirigió al Pontevedra hasta el pasado mes de diciembre del 2017 despues de ascenderlo de Tercera División y estar a un paso de jugar ascenderlo a la Segunda División con el conjunto granate. De todos modos, Luisito es un perfecto conocedor de la Segunda B, en la que dirigió al Ciudad de Santiago, Racing de Ferrol, Ourense y a los granates como dijimos.

El nuevo entrenador del filial deportivista, que hace el número tres después de la destitución de Tino Ramallo y ahora Sergio Pellicer, realizará esta tarde su primer entrenamiento con el que serán su nuevos pupilos. Su bautizo al frente del banquillo blanquiazul será este próximo domingo (12.00 h.) en Abegondo, donde recibirá a un rival directísimo en la pelea por conseguir la salvación como es el Burgos y que ocupa la plaza de Play Out. La diferencia en puntos es de 12 a favor de los burgaleses, por lo tanto, la victoria es imprescindible para cambiar el rumbo del equipo y así intentar conseguir el milagro de la temporada en esta división.

FOTO: Luisito en su etapa de entrenador den el Pontevedra en Pasarón, vuelve a los banquillos. Hoy empezará a entrenar al Fabril