La jornada número 21 del grupo 2º en la Primera Galicia se abrirá esta misma tarde 16.30 horas con el duelo entre el Dumbría y la UD Val do Ulla en el campo de O Conco y que será arbitrado por el colegiado David Castreje Ferrío. Un duelo donde los del Ulla necesitan los tres puntos como el comer para poder subir peldaños y escaparse de la zona que conlleva descensos por arrastre. El plantel de Fran Raviña rellenó la botella de oxígeno con el último triunfo cosechado ante el Praiña y afrontra este duelo con la posibilidad de dar un salto cualitativo en la clasificación. Por su parte, el equipo que dirige Julián Ferreiro camina por la zona tranquila de la tabla y lo único que persigue es alcanzar cuanto antes los puntos para certificar su permanencia. En definitiva, un encuentro muy interesante.

Ya metidos en la jornada del domingo, los enfrentamientos previstos tienen mucho interés por la trascendencia de los puntos. Duelos complicados para los conjuntos que marchan en lo alto de la tabla, así como otros muy delicados entre los cuadros que caminan por la zona media-baja. Por lo de pronto los colíderes Fisterra y Sigüeiro visitarán a rivales que siguen su estela, aunque a cierta distancia, pero que juegan con la tranquilidad de verse con los deberes hechos, al menos, hasta esta jornada y con brillantez. Los de Fisterra jugarán en Tordoia (16.00 h.) y los de Oroso visitarán a la escuadra de Juanvi en el Novo Campo do Doce, a partir de las 17.00 horas. Los pronósticos se inclinan hacia el lado de los primeros en la tabla, pero habrá que desconfiar tanto del Tordoia como del propio Esclavitud.

Quien tampoco lo tendrá nada fácil en esta jornada será el Flavia. Y es que el Soneira, que sí perdió por la mínima esta semana en casa del Fisterra pero dejando una gran imagen, está atravesando su mejor momento de la temporada y le puede poner en problemas al equipo de Padrón. La cita está señalada para 16.15 h. Y dentro de los equipos de la parte alta también incluimos el duelo que dirimirán el Piloño y el Baio. La escuadra de Vila de Cruces viene de sorprender al Flavia en O Souto, mientras que los chicos de Pablo Torreira ganaron a su compañero de viaje (Esclavitud SD) como equipos revelación. En definitiva, un duelo por todo lo alto en el campo del Camballón que se iniciará a las 16.15.

A partir de ahí los encuentros y la responsabilidad se traslada a los equipos de la zona peligrosa. Serán duelos directos y con mucho en juego para todos. Comencemos por ese Praiña-Bertamiráns (17.00 h.) en el que saben que el único resultados positivo es el sumar de tres. Los empates son poco bagaje para lo que queda de campeonato y la derrota significa meterse en serios problemas. Algo parecido ocurre con el duelo entre el CD Unión-Bastavales (16.30 h.), donde los de Rianxo lo tienen un poco mejor, pero tampoco es para confiarse. Por su parte, la escuadra de Manolo Pereiro ya no puede esperar más para comenzar a sumar de tres si realmente quiere eludir el descenso a la Segunda. Es decir, la reacción tiene que llegar sí o sí.

Uno de los duelos con cierta incertidumbre será el que disputen en Agua Santas los conjuntos del Chaián y el Esteirana (16.15 h.). Los de Donicci, que han sumado siete de los últimos 15 puntos disputados tiene un motivo añadido a los deportivos como es dedicarle el triunfo a su delegado Manolo por el fallecimiento de su padre en esta semana. De cualquier modo, los de Esteiro llegan a Chaián con una racha de cuatro encuentros consecutivos sin perder. Por lo tanto, todo un interrogante para este duelo. La jornada se cerrará con el Cordeiro-Lalín (17.00 h.) donde a los de Valga no les vale otro resultado que no sea la victoria. Las diferencias entre ellos son esos dos puntos que tiene más el cuadro del Deza, pero se presume que la igualdad presidirá este enfrentamiento en el campo de Baño de Valga.

 

FOTO: Jugada del encuentro que disputaron en la primera vuelta en el Lino Balado los conjuntos del Sigüeiro y el Esclavitud que mañana se volverán a ver las caras pero ahora en el Novo campo do Doce