SD Compostela: Lorenzo; Saro, Álvaro Casas, Piscu, Naveira; Samu (Mon, m.78), Marcos Remeseiro; Miki (Aythami, m.62), Álex Ares, Brais
Abelenda; y Santi.
UD Ourense: Pato; Josu, Pablo Corzo, Vieytes, Alfredo; Presas (Luís González, m.62), Fondevila, Germán, Rubén Durán (David González,
m.70), Rubén Arce; y Hugo García (Adrián Vaz, m.58).
Árbitro: Álvarez Calderón, colegio vigués. Amonestó a Samu, Álex Ares, Piscu y Aythami, por los locales; y a Pablo Corzo, por los visitantes.
Goles: 1-0, min.16: Álex Ares. 1-1, min.40: Alfredo.
Incidencias: Partido de la novena jornada de liga del grupo 1 de la Tercera División disputado en el Estadio de San Lázaro ante 1600 espectadores.

Dos de los 12 puntos disputados en las cuatro últimas jornadas es el balance de la SD Compostela. Un bagaje que se puede calificar de pobre teniendo en cuenta que tres de los compromisos fueron en su propio campo, aunque en su defensa queda el hecho de que se ha enfrentado a sus directos rivales para tratar de conseguir esa plaza que le dé el derecho a entrar en el play off de ascenso. Y para los amantes de las estadísticas, sólo hay que apuntar que en las cuatro últimas jornadas Bergantiños y Barco hicieron pleno (+12 puntos), UD Ourense (+8 y tiene pendiente el partido suspendido), Racing de Ferrol (+7) y Arosa (+6). Por lo tanto, la ventaja inicial se ha convertido en desventaja, aunque las únicas imporantes son con el Bergan (-8 puntos) y con el Barco (-4). Todos los demás están en un pañuelo.

El encuentro contra el CD Ourense fue bonito para los aficionados por el excelente ambiente vivido en San Lázaro. Los seguidores de uno y otro conjunto se hicieron notar constantemente a lo largo de la contienda y al final, los de Ourense se fueron contentos con el punto sumado, lo que les permite mantenerse invictos en este campeonato ligero, junto con el Bergantiños.

Ya en lo deportivo, la SD dejó patente una semana más que sigue teniendo problemas de definición. No ha sido inferior a ninguno de los tres últimos rivales que pasaron por San Lázaro, aunque por unas causas u otras al final de los partidos vieron como se les escaparon las victorias. Ayer, se volvió a producir. Los santiagueses se toparon con un equipo muy serio, por algo solo había encajado un tanto en los siete primeros encuentros, pero aún así los compostelanistas tuvieron ocasiones para subir algú gol más al marcador y si no lo hizo fue porque no estuvieron finos en la definición. Ocasiones muy claras que en unas valieron para que Pato Guillén se luciese y en otras para comprobar como el Compos va a pagar la falta de un killer en el área rival.

Buen partido, el realizado por los dos contendientes. El Ourense también dio muestras de que va a ser uno de los candidatos para estar entre los cuatro elegidos. Es más, el empate no se puede considerar como un resultado injusto, pero el triunfo de la SD tampoco hubiera sido injusto. En definitiva, un punto para cada equipo muchos apuntes para llevarse a la libreta con el objetivo de subsanarlos.

 

FOTO: El portero Pato Guillén tapa huecos ante el delantero canario de la SD Brais Abelenda en el partido de ayer en  San Lázaro //AUTOR: Amadeo Rey