Los cuatro primeros clasificados del grupo 2º en la Primera Galicia de aficionados se dividen en dos. Los que afrontarán esta quinta jornada como locales (casos del Piloño (3º) y Cordeiro (4º)) y los que habrán de rendir visita a sus rivales, como son el líder Sigüeiro y el segundo clasificado, Lalín. Por lo demás, tres duelos con proximidad geográfica y otros dos partidos donde están inmersos los conjuntos que están en la parte baja de la clasificación. Es decir, una jornada actactiva.

Comenzamos con el Sigüeiro. Los de Oroso rendirán visita a un CD Baio (17.00 horas) que tiene la moral por las nubes tras doblegar en el último encuentro al Piloño. Los chicos de Pablo Torreira querrán repetir la faena ante el todopoderoso Sigüeiro y así acercarse un poco más a las plazas de honor. Cuestión aparte será si los pupilos de Tomás Mougán estarán por la labor. Por si los de Oroso pinchan, habrá una serie de rivales que estarán muy atentos para así poder recortar esa diferencia de 4-5 puntos que hay tras la anterior jornada.

Por eso, el CD Lalín buscará en su desplazamiento a Rianxo (18.30 h.) una victoria que le permita recuperar el terreno perdido con el empate cosechado ante el Cordeiro. No será nada fácil puntuar en casa del CD Unión, pues el equipo que dirige Rati es uno de los menos goleados con tres goles en las cuatro primeras semanas de Liga. Y en esa misma tesitura se encuentra el Piloño tras la inesperada derrota en Baio. Los jugadores de Julio Alberte están más que obligados a doblegar en O Camballón a un Soneira que no acaba de encontrar el nivel esperado. La pelea se iniciará a las 18.00 horas en tierras de Vila de Cruces. Y se completa el grupo de los cuadros cabeceros con el duelo entre el Cordeiro de Luisito y el Fisterra de Ángel Canosa. Los de Valga vienen con la moral alta tras empatar en Lalín, mientras que los fisterráns les cuesta sacar los encuentros. De ahí que el duelo señalado para el campo de Baño (18.00 h.) sea uno de los más inciertos de la jornada.

Nos adentramos con el grupo de los duelos comarcales y que siempre son más propensos a mejores entradas por aquello de la proximidad. Así en el Novo Campo do Doce (18.00 h.), las escuadras del Esclavitud y el Val do Ulla dilucidarán quien termina al final de la jornada por encima en la tabla. Ahora mismo, la ventaja es para los de Vedra con un punto más que los de Juanvi. Un poco más de diferencia hay entre el Chaián y el Bastavales. Los de Manolo Pereiro superan en tres puntos al Bastavales y el factor campo podría ser clave en el desenlace del duelo de Aguas Santas previsto para las 17.30 h. En este grupo también podríamos aglutinar el partido entre el Tordoia y el Flavia. Dos puntos suman más los de Padrón ante los chicos de Dani Calvete, por eso se prevé un duelo con mucha igualdad.

Esta quinta jornada se cerrará con otros dos enfrentamientos entre los conjuntos que en este inicio de Liga deambulan por la zona baja de la clasificación. Así el colista Dumbría, único equipo que aún no sabe lo que es ganar en este curso, recibe a un moralizado Bertamiráns tras ganar en la última jornada su primer encuentro. El partido está señalizado para las 17.30 h. Un poco mejor se encuentra el Praiña, que recibe a partir de las 18.30 h., al Esteirana. Los pupilos de Diego Gálvez se encuentran más a gusto en su campo de Juan Amado donde ya sumaron un triunfo. Por eso esta tarde buscarán ese segundo triunfo que les aúpe un poco más en la tabla. De cualquier modo, los de Esteiro quieren romper con la racha de dos derrotas seguidas.

FOTO: Plantel del CD Baio y que este domingo tratará de romper la condición de invicto al líder Sigüeiro // AUTOR: CDB